Nuestro Pastor

El Pastor Luis Rivas Bravo, es el pastor de CEDEB (Centro Evangelístico Dios es Bueno), el cual viene sirviendo al Señor desde la temprana edad de 17 años. Entre sus logros cabe destacar que es Ministro ordenado por el Seminario Bíblico de las Asambleas de Dios de Guayaquil, Licenciado en Ciencias de la Religión y Teología con mención en Psicología Pastoral y Asesoría Familiar de la Universidad Cristiana Latinoamericana, Psicólogo Clínico graduado de la Universidad de Guayaquil y Coach Ontológico certificado.

A los 15 años de edad se afirma en los caminos de Dios, empezando a congregarse en el Centro Evangelístico de las Asambleas de Dios cuyo pastor fuera Francisco Loor. Dos años más tarde y luego de estar involucrado activamente en el Ministerio de Jóvenes, siente el llamado de Dios a la predicación y evangelización en diferentes zonas públicas y marginales de la ciudad de Guayaquil y de la provincia del Guayas, bajo la dirección del Pastor Jaime Fienco, pastor de jóvenes de aquel entonces. Es así que comienza su trayectoria ministerial, anunciando el evangelio en todo lugar.

Años más tarde, recibe el llamado por Dios al pastorado, convirtiéndose en su ministerio. Para entonces se desempeñaba como Co-Pastor y luego Pastor de Jóvenes del CEAD, durante un período de 12 años. Cabe destacar que bajo su liderazgo y empuje ministerial se han levantado iglesias en Vinces, Naranjal, el Sur Oeste de Guayaquil. Se añade sus labores como maestro de Psicología Pastoral para el Seminario Bíblico de las Asambleas de Dios,  formador de líderes y pastores para el CEAD y para otros ministerios.

En el año 2013 recibe un nuevo llamado, esta vez como Pastor General a abrir una iglesia en el centro de la ciudad de Guayaquil (9 de Octubre 1315 entre Quito y Machala), desde la cual, Dios ha manifestado con mayor fuerza su gracia y favor para con el Ministerio que ha entregado en sus manos, dándole el privilegio de bendecir a cientos de personas.

El pastor Luis Rivas dirige el Centro Evangelístico Dios es Bueno (CEDEB) congregación donde Dios ha obrado de forma poderosa en las vidas de las personas, restaurando familias, obrando en sanidad, levantando una generación de conquistadores al servicio del Reino de Dios, creyendo que cada día es una nueva oportunidad para buscar más el rostro de Dios y especialmente, para traer más almas a los pies del Salvador.